Freedonia estará en concierto este sábado, 21 de diciembre a las 23.00h en la Playa Club de A Coruña. Un concierto que se enmarca dentro de los espacios SON Estrella Galicia.

Freedonia crea Conciencia, y no lo decimos solamente nosotros. Su sonido ahonda en las raíces del soul y el funk. Sus letras son una bofetada que nos saca de lo impasible y nos permiten soñar con lo imposible. La sección rítmica te pone en pie a base de indomables grooves, la engrasada maquinaria de sus vientos te hace despegar con una fuerza impetuosa y la increíble voz de su nueva cantante, Deborah Ayo -la hemos podido escuchar en uno de los coros más cotizados del panorama nacional, Gospel Factory, doblando canciones de Disney como Vaiana o La Bella y la Bestia– , te hace volar hasta más allá del infinito.

A través del disco Conciencia el propio grupo realizará una serie de contribuciones a ciertas entidades para la propia ‘elaboración’ de esa conciencia que ellos plasman en el disco. La Fundación José Saramago mostró su interés en este proyecto realizando ciertas colaboraciones con el grupo. La ONG “Open Arms” recibirá como donación parte de los beneficios obtenidos. Y un documental llamado El Camino, que contará las experiencias de varias mujeres a través de la emigración, será otra de las piezas clave en el que Freedonia realizará contribución.

“El sentido de Conciencia es que el propio disco vaya generando esa conciencia uniendo a gente que piense de la misma manera”, así lo describía el propio Israel Checa, el batería del grupo al que le entrevistamos para este artículo.

¡Llama la atención que sois 9 músicos! ¿Cómo hacéis para organizaros las giras?

¡El secreto es organizarse! Vamos todos en furgoneta a nuestros conciertos, con la carga de instrumentos de añadido. Moverse a veces puede resultarnos un poco costoso, pero llevamos varios años trabajando juntos y cada vez lo hacemos mejor.

Sois una banda que os movéis por entornos principalmente soul y música negra creando un estilo muy elegante. Además, entiendo que el nombre Freedonia es una manera de reflejar la gran libertad artística y creativa en la que os desenvolvéis. ¿Cómo nació ese concepto?

Originalmente se pensó como algo simpático o que sonase gracioso. Freedonia es una referencia a la película Sopa de Ganso (1933) de los hermanos Marx donde se mostraba una república que funcionaba como el desastre. Quizá al principio de la banda nos identificábamos como ese “desastre”, pero sí que es cierto que con los años hemos perfeccionado mucho nuestra música aunque conservemos un nombre de origen “caótico”.

Tengo que aclarar que somos una banda que nos autogestionamos, que marcamos nuestros tiempos de producción y gira. Nosotros mismos nos los producidos, nos ayudamos a través del crowfounding y del público que nos apoya… Creo que todo esto explica nuestra propia “república” musical porque lo hacemos todo de otra forma.

¡Marcando una gran diferencia! Porque aparte de lo musical en vuestras canciones plasmáis unas letras muy reivindicativas y actuales.

Nos sorprende mucho que nos digan eso de “reivindicar” porque no queremos hacer eso exactamente. Es cierto que hablamos de derechos humanos; de cosas que no se deberían “reivindicar”, sino que se tienen que cumplir. Queremos mostrar empatía porque pretendemos que esto se quede en un mensaje en una canción. Nosotros mismos emprendemos proyectos que aporten nuestro granito de arena para hacer del mundo un poco mejor.

Vuestro primer trabajo fue Freedonia, luego llegaron Dignity and Freedom, Shinobi y ahora el cuarto álbum llamado Conciencia. ¿Qué cosas destacas de este disco? ¿Qué le hace diferente de vuestros anteriores trabajos?

Haciendo un repaso de nuestro sonido musical hubo una gran evolución desde nuestro primer trabajo hasta ahora Conciencia… ¡Una evolución muy natural ante todo! Etapas, quizá, más rockeras, otras con sonidos más orientales, otros con conceptos como si fuesen compuestos para videojuegos o películas del oeste… No existen las sonoridades iguales en nuestra discografía.

Pienso que Conciencia es un disco muy directo con once canciones que apelan a la conciencia contando una historia. El primer track ‘Conciencia’ es una referencia a lo que decía el escritor José Saramago que habla de la conciencia como principal motor de cambio: “explorar la conciencia individual de cada uno para conseguir objetivos colectivos”; es una reflexión que apela a la colaboración humana frente al individualismo. Y durante todo el álbum se habla de la falta de conciencia ante acontecimientos del presente. Esa narrativa del disco me parece muy interesante.

Hablando de anteriores discos, Shinobi tuvo como inspiración el conocido videojuego de arcade Shinobi (1988) cuya protagonista era una mujer llamada Shinobi, de carácter fuerte y combativa que tenía que pasar varias pantallas rescatando a los personajes. En el disco lo reflejamos hablando de rescatar a la humanidad del racismo, la intolerancia, las discriminaciones por origen, credo, cultura, tendencias sexuales…

Un concepto muy llamativo, arriesgado, atrevido, diferente… pero a la vez muy necesario ¡Me encanta que me hayas explicado esto! Por otra parte, vuestro trabajo es autogestionado al 100%, realizáis toda la producción desde su creación, no tenéis contratos con discográficas y las canciones están registradas bajo licencia de Creative Commons. ¿Qué os está aportando a vosotros como proyecto musical? ¿Qué balance haces sobre las cosas positivas y negativas?

El concepto de ser una banda autogestionada es algo que nos vino dado de por sí, como cualquier otro grupo que no cuenta con grandes apoyos. Nuestro primer proyecto serio fue haciendo una serie de conciertos en un chiringuito de playa para pagarnos las vacaciones. Llegar desde ese punto hasta donde estamos tras tantos años hay un trabajo enorme que no se podría hacer de no haber sido por la constancia y la colaboración entre los del grupo, incluso con amigos o allegados. ¡A día de hoy no hemos tenido nunca una oferta de ninguna discográfica! Si nosotros estamos aquí es porque de repente empezamos a llenar locales, nuestro público a comprarnos discos… y no teníamos ni las herramientas ni el poder de llegar al gran público.

Ahora con el lanzamiento de este Conciencia toca hacer gira ¿Qué nos podemos encontrar en vuestros conciertos?

Normalmente solemos hacer diferentes mezclas entre lo que mostramos en el disco y en nuestros directos, pero sí que es verdad que hemos pensado para presentar este trabajo hacer algo más “colectivo” con el público haciéndolo más partícipe de nuestro proyecto.


Comentarios

comentarios