Danny Leiva es un joven artista de solo 26 años nacido en Palma de Mallorca aunque afincado en A Coruña y que ya cuenta con una dilatada experiencia musical. Con dos discos bajo el brazo, Danny se atreve a dar un nuevo giro en su carrera con su nuevo single “Lo entenderás” con un sonido más electrónico y que, por supuesto, ya suena en PARTY FM.

Tu segundo disco Rec en ese instante (2014) lo autoeditaste tú.

La mayoría de mis trabajos están autoeditados. Es decir, yo hago mis producciones y las canciones. Algunas las compongo yo y otras las compongo con Daniel Ambrojo.

En el segundo disco había temas míos y temas de varios autores. Por lo general suelo escoger las canciones con mi productor, que siempre suele ser Daniel Ambrojo, y juntos creamos el disco y el single. A partir de ahí vemos cómo lo veo yo en este caso, porque soy yo el que me encargo, de lanzarlo y sobre todo buscar distribuidoras. Se puede decir que soy el productor ejecutivo de lo que es mi trabajo. Por eso tengo la libertad de hacer lo que quiera.

¿Qué dificultades te encontraste al hacerlo?

Yo creo que las dificultades no aparecen con autoeditarte, sino la verdadera dificultad es la poca voz o el poco espacio que hay para nuevos talentos y el riesgo que supone para radios, para discográficas y para diferentes medios. Porque hay pocos que quieran arriesgar con nuevos artistas y eso, obviamente, causa un problema.

Pero ahora es más fácil que cualquier persona del mundo te pueda escuchar a través de Internet y las redes sociales, ¿no?

En Internet tienes un mercado libre de acceso pero en verdad sigue siendo igual de complicado porque está masificado. Que no estoy diciendo que se deba haber una criba, pero sí que es cierto que está masificado y hay una inversión de dinero.

El problema que hay es que tanto en Spotify, YouTube, Facebook o Instagram, por ejemplo, a veces dices “ostrás, ¿por qué me aparece tantas veces esta publicación si ya la he visto?”. O que no me gusta o que incluso le he dado pero me sigue apareciendo. Es porque es un anuncio que se ha pagado para que lo tengas ahí y lo veas constantemente. Sé que se puede quitar y no lo estoy criticando. Simplemente hablo del hecho de que para llegar a más gente tienes que invertir más dinero. Ese es el problema que tiene Internet ahora mismo.

¿Qué opinas de las etiquetas en la música?

Yo creo que todo el mundo necesita etiquetas para poder catalogar las cosas, pero realmente no son necesarias. Lo importante es lo que hace cada artista, sin necesitar etiquetar y sin necesitar encasillar. Hay que escuchar la música, disfrutarla y no hay que tener prejuicios, porque al final los prejuicios no sirven para nada.

Sin embargo, ¿a ti cuáles te han puesto?

Bueno, ha habido diversas opiniones. A mi me gusta la música más alternativa. Me encanta el pop. Pero a la hora de participar en festivales o cosas por el estilo soy demasiado mainstream. En mi primer disco, de forma despectiva, han dicho que era demasiado triunfito. Es decir, son etiquetas que se han utilizado de forma despectiva y que obviamente han hecho mucho daño a todos los géneros musicales, no solo al pop. El género alternativo ahora tiene mucha cabida, pero hubo un momento en el que no tuvo ninguna radio que lo apoyase. Los prejuicios no son buenos para ningún artista.

En la música más alternativa digamos, hay esa cosa de desechar canciones porque suenan muy comerciales. ¿Sabes si los artistas más comerciales tiran temas por sonar demasiado indies?

Pues no lo sé, supongo que habrá de todo. Habrá a algunos a los que le ocurra y a otros a los que no. En mi caso la verdad es que intento cantar cosas que me llenen, que me hagan sentir. En el caso de mis últimos temas que los ha compuesto Alberto Jiménez de Miss Caffeina ha sido porque él entiende muy bien el concepto que tengo, la forma en la que me muevo mejor y sobre todo, la forma de expresar que tiene es muy buena. Es capaz de hablar de muchísimas cosas sin necesidad de nombrarlas directamente y eso está bien porque las canciones necesitas poder llevártelas a tu vida sin que te condicione la historia real.

A mi me encantan las canciones que son un poco más enrevesadas porque las letras que son demasiado directas o que hablan de una forma super clara, no me atraen tanto. Ya sabes que alguien se enamora de otra persona, que le rompe el corazón y que no va a volver nunca más. Vale, pues paso ¿no? No estoy en ese momento. Con Alberto eso no pasa.

¿Cómo os conocisteis?

Nos conocimos por Internet hace años, antes de sacar el segundo disco. Yo había ido a varios conciertos de Miss Caffeina y le mandé un mensaje hablándole de mi disco, de la idea que tenía y de que, al ser desde siempre muy fan del grupo, me moría de ganas de cantar alguna composición suya. Me mandó dos temas y la verdad es que encantado, porque de hecho los dos los incluí en el disco no solo por lo que admiro a Alberto, sino porque me llegaron. Cuando me los pasó estaban solamente a guitarra y voz. Uno es “Año nuevo” y otra es “Ladrón de canciones”.

Entonces fuiste tú quién le preguntó si te cedería alguna de sus canciones.

Exacto. Le expliqué lo que tenía en mente, que venía de hacer un disco muy pop que empecé a preparar con 16 años y salió cuando yo tenía 18. Con lo cual es un disco que ha vivido muchas etapas y que, lógicamente por el momento en el que lo hice, había tenido ese resultado muy pop, muy efectivo digamos y que era algo con lo que no estaba tan contento. Le expliqué que buscaba hacer un disco más maduro, incluso un poco más oscuro, pero que tú cerrases los ojos e imaginases una banda, no solo un artista. Le gustó mucho la idea y ya te digo, me pasó esos dos temas.

Y ahora también compuso tu nuevo single, “Lo entenderás”.

Sí, con esta canción iba yo con otra idea diferente a lo que al final ha sido porque no tenía muy claro el camino. Quería hacer algo diferente y verme en otro sonido más fresco. Al final hago una cosa y vuelvo a hacer otra diferente. En el primer disco me veía demasiado fresco, en el segundo al final me vi demasiado añejo, no tanto maduro pero sí oscuro. Me costó mucho pasar página de ese trabajo porque me gusta mucho y estoy muy contento con el resultado pero quería que me vieran de otra manera, no tan seria. Que me vieran como soy. Tengo diferentes caras, diferentes formas de ver la música y “Lo entenderás” llegó en un momento en el que probé diferentes sonidos. Antes de terminar su producción, probamos otras canciones y Alberto fue una de las personas que más se interesó. Me pasó muchísimas canciones y al final fue “Lo entenderás” la elegida. Tenía otra, también grabada, que al final no terminamos porque no estaba en la onda de “Lo entenderás”.

Al final hay que sacar algo con lo que estés contento porque a la música hay que respetarla y tienes que estar muy seguro de lo que estás haciendo porque tienes que venderlo, sentirlo y el día de mañana representarlo en los sitios en los que estás y a mi me gusta ser muy honesto con lo que hago en cada momento. A lo mejor mañana quiero hacer otra cosa completamente diferente, pero seguramente me hará sentir orgulloso igual que lo que estoy haciendo hoy y lo que hice ayer. Luego, al final, los resultados son cosas que no están en mis manos y que nunca lo estarán. Entonces, si tienen que funcionar, que sea haciendo lo que me gusta.

Entonces supongo que lo entenderás te encanta.

Mucho. Cuando lo empezamos a producir no esperaba encontrarme tan a gusto con un sonido tan electrónico. De hecho he pasado de una producción de cuatro capas con diferentes guitarras a que aparezca alguna puntualmente en una canción. Es un cambio muy heavy para mí. Pero muy sano y con coherencia. La estructura, que es lo que hablé con Alberto, el dibujo de las voces y esos detalles son una continuación de lo que había hecho solo que con un sonido más electrónico. Busco siempre el sentido en lo que hago.

Ese sonido ¿es una muestra de lo que está por venir ahora?

Es un poco la línea que quiero seguir de temas más electrónicos, más movidos aunque tengan su toque de baladas. Ese toque, medio oscuro, pero que mezclado con lo electrónico la camufla un poco en un happy dramático. Esa es la onda. Ahora mismo he empezado a trabajar en el siguiente y he empezado a escribir algunas cosas porque me empiezo a encontrar con ganas de sacar cosas nuevas y ya voy preparando en mi cabeza lo que quiero que sea.

Tu vida parece que ha pasado por cambios emocionales intensos. A nivel emocional ya sé que puede ser duro, pero a nivel compositivo parece algo bueno, ¿no?

En mi caso ha sido todo lo contrario. Con el segundo disco sufrí mucho por mis expectativas internas de esperar algo que a veces no consigues. Por eso he tardado mucho en sacar algo nuevo precisamente por el dolor que se siente cuando algo te gusta y te hace sentir orgulloso llega un punto en el que hay que decir: “vale, ha llegado el momento”. Para mí sí que ha sido un momento emocional malo, entre comillas, porque me quedé como vacío, sin necesidad de contar nada. Pero sin necesidad de contar nada mío. Me apetece muchísimo disfrutar yo, vivir mi vida y guardarme cada momento para mí y para los míos. Por eso hablé con Alberto y otros compositores. Quería contar las cosas desde la perspectiva de otra persona.

En mi primer disco todos los temas están compuestos con mi productor y trataba de mi vida, en el segundo algunas cosas sí que iban sobre mi y otras no. Ahora me apetece coger una historia, llevármela a mí y contarla como yo la vivo. Y eso es lo que estoy haciendo.

Con “Lo entenderás” llamé a Alberto y le pregunté por qué hizo esa canción, lo que intentaba transmitir con ella para llevármela a mi territorio y a contarle a los demás mi historia sobre lo que tú me has contado. Es una canción sin etiquetas. Lo que más me gusta de Alberto es que nunca le canta “a él” ni nunca le canta “a ella”. Nunca te sientes femenino ni masculino. A mi me gusta eso, me gusta no sentir el género y estoy muy contento, entre otras cosas por eso.

 

 

 


Comentarios

comentarios