Como cantautor es magnífico, y como poeta también… ¡Lo acreditamos! Dani Flaco tiene todos los ingredientes para ser un músico destacado. Incluso algunos artistas como Andrés Suárez, Santi Balmes, M-Clan, Manolo García, Álvaro Urquijo, entre otros han colaborado con él en lo que ya es su octavo álbum de carrera Al Alimón, un recopilatorio de sus mejores canciones creado por él mismo donde ha querido que sus amigos participasen en sus excelentes creaciones musicales.

Para presentarlo ante el público, ha comenzado una gira el pasado 7 de noviembre en Madrid en la Sala Galileo, y su siguiente parada es en La Fábrica de Chocolate Club de la ciudad de Vigo este mismo viernes 15 noviembre. Promete hacer “una reunión entre amigos”.

Paralelamente a esta salida discográfica, Dani Flaco ha publicado Uni-versos Silvestres, su primer poemario en libro. Salió a la venta el pasado 19 de septiembre y gracias a su gran número en ventas ya va por su segunda edición. Un libro que destaca por su mirada introspectiva que se enfrenta a los fantasmas del tiempo y los recuerdos. Todo ello sin dejar atrás sus versos canallas y nocturnos que caracterizan sus canciones.

Con tu último álbum llevas ocho discos publicados: Salida de Emergencia, Fuerzas de Flaqueza, Xernego, Versos y Madera…  para quien todavía no te conozca, ¿qué disco le recomendarías?

Te diría que empiece por el que acabo de lanzar: Al Alimón, porque no deja de ser un recopilatorio donde pongo las que considero mis mejores canciones. En todas ellas me juego la cara por ellas. Es un disco hecho a medida en el que también tengo colaboraciones muy interesantes.

¿Cuando compones tus canciones qué consideras que es más importante: el estilo musical o el mensaje plasmado en la letra?

Considero que el mensaje es lo más importante. Cuando comienzo una composición pienso primeramente en eso y luego en una melodía que lo acompañe. Yo no me veo escribiendo una letra y después me sonrojase al cantarla. A mí me importa mucho creerme lo que trato de decir y pensar que lo que estoy cantando tenga pies y cabeza.

He escuchando algunas de tus canciones y se nota que hablas de ti mismo tratándote en primera persona. ¿Dirías que tus composiciones tratan sobre tus propias vivencias o es imaginación?

Creo que hay un poco de todo. Algunas son historias que me ocurrieron, otras que no, otras que fueron cosas que le han pasado a mis amigos o conocidos… pero si lo plasmo en primera persona es porque considero que tienen un poco más de “potencia” a la hora de querer llegar a quien me escuche. Es más directo que si haces una historia en tercera persona, aunque me parece también interesante.

¿Eres de los que compone es de estudio y pluma?

Compongo más bien con una libreta y un boli durante un viaje, o con la grabadora del móvil cuando se me ocurre algo cuando estoy a solas. Después, cojo la guitarra y trato de hacer una secuencia de acordes que le acompañe. Entonces, tengo como un cajón desastre donde hay papeles sueltos, un montón de archivos de audio en el móvil… y con eso a veces ya compongo una canción completa. Otros que son como “trocitos” lo dejo en barbecho y las retomo con el tiempo.

Además de artista, tú mismo eres el reflejo de que algunos músicos pueden convertirse en poetas. De hecho, has publicado Uni-Versos Silvestres, que es un claro ejemplo. ¿Qué supuso para ti su creación?

¡La verdad, fue un proceso muy interesante! Aunque parezca que está relacionado con las canciones que habitualmente escribo, para mí no tuvo nada que ver. ¡Ahí sí que fue estudio y pluma! (Risas). Lo diferencié de las canciones para que en lugar de que rimasen hacer versos libres, para no tener la tentación de después musicalizar los poemas. Me llevó a lugares de escritura, de interiores y de análisis propio sobre la vida que con las canciones no llego. También es verdad que al libro le dediqué muchas horas.

¿Qué te impulso a colaborar con Manolo García, Álvaro Urquijo, Santi Balmes, Andrés Suárez, M-Clan…?

Lo hice porque me hacía mucha ilusión cantar mis canciones con alguien más. En este disco, con todos y cada uno de esos artistas he tenido contacto y buen rollo. Algunos son mis amigos y otros son simplemente colegas con los que me voy cruzando en el camino, con el que tengo muy buena relación.

Has comenzado tu gira Al Alimón este pasado sábado 9 de noviembre en la Sala Galileo (Madrid), y este mismo viernes 15 de noviembre estarás en Vigo en La Fábrica de Chocolate Club. ¿Cuáles son tus expectativas de gira?

¡Es una manera de ganarme la vida, como hasta ahora! Trato de divertirme con mi propio trabajo porque me encanta estar de gira. Siempre busco la reacción de la gente cuando escucha mis canciones.

¿Y el público qué se encuentra en tus actuaciones? ¿Qué es lo que más te gusta hacer encima de los escenarios?

Considero que mis conciertos son bastante divertidos porque me gusta hablar y hacer un poco el “payasete” (Risas). ¡Eso no quiere decir que no haya seriedad por detrás, que claro que lo hay! Pero busco interactuar con el público constantemente, quitarle solemnidad al ambiente y que se note un espíritu… como de encuentro entre amigos. Es como una fiesta en la que yo canto y la gente viene a celebrarlo conmigo.


Comentarios

comentarios